+34) 983 339 462 - +34) 983 393 071 holesia@holesia.com

Informe de Fundación MAPFRE y ATA Federación

 

El colectivo de trabajadores por cuenta propia acumula un alto grado de desconocimiento o desinformación sobre el ámbito de las prestaciones sociales. Esto se traduce en una baja valoración de las prestaciones sociales incluidas en sus cotizaciones y del sistema de protección social en general. A su vez, esta situación hace que los autónomos recurran moderadamente a sistemas de protección privados a los que, en todo caso, también otorgan una escasa valoración y sobre los que se declaran mayoritariamente desconocedores.

Esta es la conclusión principal del informe ‘El trabajador autónomo ante la previsión social’, elaborado por Fundación MAPFFRE y ATA Federación a partir de una encuesta realizada a más de 1.800 trabajadores autónomos y presentado ayer. El estudio refleja que el 52,1% de los autónomos cotiza por la base mínima y un 36,7% por entre 1.000 y 2.000 euros. A pesar de esta cifra, José Luis Perea, secretario general de la federación, apuntó que el 37,9% del colectivo se muestra predispuesto a cambiar y subir su base de cotización, de los que el 28,7% señala que lo haría si mejoraran las prestaciones que actualmente ofrecen al colectivo.

 

Escasez de ingresos

Además, según se eleva la edad del profesional aumentan las bases de cotización (para los de más de 55 años, se igual al 40% el porcentaje de los que cotizan por la bases mínima y los que lo hacen entre 1.000 y 2.000 euros).

Algo más de un tercio (38,2%) de los autónomos señala la falta de ingresos como principal motivo para no su subirse su base cotización y un 13,2% prefiere invertir el dinero en la contratación de planes privados porque consideran que son mejores que las prestaciones que recibirán del sistema público.

Por otro lado, se observa que uno de cada dos autónomos (el 54,9%) cree no tener un conocimiento suficiente de las prestaciones que les generan sus cotizaciones a la Seguridad Social y únicamente uno de cada tres autónomos ( el 33,7%) considera que sabe lo básico. El 59,8% suspenden a la Seguridad Social y únicamente el 12,1% de la una valoración por encima del notable. Además, un 62,6% considera que el sistema español está por debajo o muy por debajo del resto de países europeos, cuando en realidad, matizó Perea, no es así.

Además, es reseñable que un 61% de los autónomos dice no conocer suficientemente la oferta de productos complementarios privados.

 

Pedagogía para concienciar

A modo de conclusión de la presentación del informe, Lorenzo Amor, presidente de ATA Federación, remarcó la necesidad de abordar una campaña de concienciación entre el colectivo sobre los beneficios que les puede suponer aumentar, en la medida de lo posible, su base de cotización. Las cotizaciones no mejoran por imposición, mejoran con pedagogía”,  y pidió cambiar la visión cortoplacista de los autónomos, que saben la cuota que pagan, pero no la base por la que cotizan.

+ info Inese