+34) 983 339 462 - +34) 983 393 071 [email protected]

La cuarentena ha provocado un aumento en la contratación de los seguros de salud y ha reducido las pólizas de viajes, motos o automóviles, ante las restricciones a la movilidad

El sector asegurador es también un buen termómetro de los temores de los españoles en situaciones de crisis como la actual; cuanto mayor es la percepción del riesgo, mayor es el interés por tratar de protegerse. Partiendo de esa premisa y atendiendo a las búsquedas y contratos de seguros que los ciudadanos han realizado durante el confinamiento por el coronavirus, se puede decir que cuidar a la familia y cuidar la salud se ha convertido en lo prioritario para los españoles. Los viajes, las motos y los coches han pasado, por el momento, a un segundo plano.

Así lo reflejan los datos recopilados para EL MUNDO por el comparador de seguros Rastreator, que abarcan entre el 5 de febrero y el 25 de abril de 2020 frente al mismo periodo de 2019. Tal y como explican desde la firma, «en términos generales y debido a la pandemia, ha habido una caída del interés y del tráfico en la búsqueda de productos tal y como ha ocurrido en otros sectores. Sin embargo, los usuarios que sí han llegado al comparador han tenido un interés mucho más alto en contratar los productos que buscan y este el principal motivo por el que muchos de los productos han experimentado un incremento durante ese periodo».

Por ramos, el seguro de vida es el que mayor crecimiento ha experimentado durante este tiempo, con un incremento del 50% en comparación con el mismo periodo del año pasado. Las consultas en este caso han sido más directas, es decir, los usuarios realizaban las búsquedas con el claro propósito de acabar contratando un producto. Como datos curiosos, desde el comparador aseguran que el motivo de la contratación para «cuidar a la familia» ha tenido un ligero incremento del 2% y que la franja de edad del tomador de la póliza que ha tenido una mayor variación -un 9% más, para ser exactos- es la población de 46 a 50 años.

 

SEGUROS DE SALUD

Otro ramo que ha experimentado un notable crecimiento en estas semanas es el de salud. Las contrataciones de pólizas de este tipo crecieron un 43% entre febrero y abril de este año. Además, el 34% de los tomadores eran de Madrid y Barcelona (17,5% y 17%, respectivamente), dos de las ciudades más afectadas por los contagios y los fallecimientos por Covid-19.

En cuanto a los decesos, su contratación subió un 40%. Curiosamente, el grupo de población entre 35 y 45 años es el que más ha acentuado su interés por este tipo de productos, ya que han contratado un 7% más que en la misma época de 2019.

La mayoría de las aseguradoras han decidido por decisión propia no aplicar la exclusión de pandemia y epidemia prevista en las Condiciones Generales de las pólizas de decesos, cubriendo así los casos de fallecimiento a causa del coronavirus.

 

SEGUROS DE VIAJE

Y si los seguros de salud son unos de los que más han crecido como consecuencia de la pandemia, los de viaje se encuentran entre los más afectados. Las restricciones al transporte y la movilidad fueron las primeras en implantarse en todos los países y probablemente serán de las últimas en levantarse, de ahí que viajar sea ahora mismo casi una utopía.

«La conversión ha caído casi a la mitad», aseguran desde Rastreator. En la firma explican que hasta el 12 de marzo, las aseguradoras estaban vendiendo pólizas con normalidad, «incluso con ligeros repuntes a finales de febrero y primera semana de marzo, donde la posibilidad de viajar estaba todavía en el aire». De hecho, en el comparador se obtuvieron cifras record de búsquedas de seguros de viaje, con más del doble de las que se registraron en las mismas fechas de 2019 y muy por encima de los datos de verano, «el periodo con más contrataciones de este producto».

La declaración del estado de alarma el pasado 14 de marzo marca un antes y un después en esa tendencia: las contrataciones pasan a ser prácticamente nulas y las aseguradoras pasan a gestionar cambios de fecha y cancelaciones de pólizas.

«Por otro lado, se puede apreciar cómo el principal motivo de búsqueda de este tipo de seguros durante este periodo es el de cancelación de viaje (+32%) mientras que en 2019, el principal motivo de contratación era la asistencia médica en el lugar de destino».

 

SEGUROS DE MOTO

La misma prohibición de movilidad que ha afectado a los viajes ha influido en los vehículos. En cuanto a los seguros de moto, los usuarios han paralizado las comparativas y las contrataciones de este tipo de producto que, por lo general, registra un aumento con la llegada de los meses de primavera y el buen tiempo.

Tampoco en el ramo de autos, donde las compras de vehículos se han reducido al mínimo, se han apreciado variaciones en el incremento de contrataciones.

 

SEGUROS DE HOGAR

Los ciudadanos hemos pasado casi dos meses encerrados en casa y eso también se ha dejado notar en nuestras preferencias aseguradoras. El número de usuarios que ha hecho una comparativa de precios y ha decidido contratar después un seguro de hogar se ha incrementado en un 15% en el mes de marzo, respecto al mismo mes de 2019. «Esta mejora puede estar relacionada con que al ser un periodo en el que los usuarios permanecen en sus casas muchas más horas que de manera habitual, piensen más en este tipo de seguro al aumentar también la posibilidad de que ocurran mayor número de siniestros.

Fuente: El Mundo – Economía